Veamos, entonces, algunos de los más destacados videntes de la historia, no sin antes advertir que no los relacionamos por orden de importancia y que, además, no nos referimos detenidamente a sus gestas, para evitar ser demasiado extensos en este post.

 

Los Profetas Bíblicos. Cuentan la Biblia y otros textos antiguos que sus videncias marcaron el derrotero histórico de las religiones judeo-cristiana. Isaías, Jeremía y Ezequiel son algunos de los más destacados.

Nostradamus. Su nombre completo Michel de Notre-Dame. Es, sin duda alguna, el más importante, dados los numerosos aciertos que luego fueron corroborados por los hechos históricos contundentes. Se afirma de predijo la Segunda Guerra Mundial, la catástrofe de las Torres Gemelas, entre muchos otros acontecimientos históricos.

La cultura Maya. Floreció en la actual América Central, mucho antes de la llegada de los europeos al continente. Sus siete profecías son objeto de exhaustivos estudios.

Algunos intérpretes de la filosofía Maya afirmaron que a principios de la segunda década del siglo XXI, sobrevendría el fin del mundo.

Descubre la Mejor Vidente

Lo que obviamente no sucedió, ante lo cual se acudió a interpretaciones previas que aseguraban que no se trataba del fin, sino del inicio de un cambio de conciencia en la humanidad.

Allan Kardec. Conocido medium que publicó el popular libro titulado “El libro de los Espíritus”, en el cual aseguraba que éstos le suministraban información de asuntos pasados, presentes y futuros, ocultos para la humanidad.

Aunque es necesario aclarar que la condición de medium y la de vidente, tienen algunos puntos de encuentro, no son esencialmente iguales.

La Hermana Lucía, una de las protagonistas de los misterios de Fátima. Es una de los videntes más famosos de la historia, dada la gran relevancia de los eventos acaecidos en Fátima.

San Malaquías. Sacerdote católico que vivió en los primeros años de la Edad Media. Es reconocido dentro del Catolicismo por videncias y profecías, lo que lo condujeron a ser declarado santo por el Vaticano.

Mahoma. “Dios es Alá y Mahoma es su profeta”, es la frase más conocida del Islam. Fue iluminado por el Arcángel Jabril quien le suministró toda la información necesaria para desarrollar su vida profética.

Los Profetas Egipcios. Según lo egiptólogos, la profecías se encuentran al interior de la gran pirámide. La tarea de descifrarlas, dado el intrincado engranaje de objetos, cámaras, jeroglíficos y demás, ha sido extremadamente compleja.

Monjes Tibetanos. “La visión remota” es una práctica ancestral en el misterioso y desconocido Tíbet.

Rasputín. Reconocido ocultista de la corte del último Zar de la Rusia de principios del siglo XX. Sus facultares adivinatorias, mal encausadas muchas veces por él mismo, le otorgaron un importante lugar en la historia de lo paranormal.

♦ Otro clarividente destacado fue el Conde de Saint Germain. De él se asegura que convertía el plomo en oro. Además se dice, según abundantes versiones de su época, que aparecía simultáneamente en distintos eventos cortesanos de diferentes naciones, al mismo tiempo. Parecía tener el don de la ubicuidad, además de ser un reconocido vidente.