Si partimos de la base de que una de las premisas básicas para comenzar a aprender a manejar el tarot es elegir el mazo adecuado.

 

Aquella baraja de Tarot que nos llame y nos permita conectar con nuestra intuición y algo muy importante reside en como formular las preguntas que vamos a realizar, el aprendizaje de la lectura de cartas de tarot es una carrera apasionante hacia nuestro propio conocimiento.

El tarot es un medio único y muy especial de la busqueda del propio conocimiento, una valiosa ventaja de la adivinación, por denominarlo de alguna manera, ya que las cartas nunca mienten.

Cuando realices prácticas con la denominada "carta del día" verás que es una actuación que te llena de energía, que te permite un momento muy especial contigo misma y te permite afrontar la jornada de una manera diferente.

 

Ten claro que la carta que te habla expresa tu energía, la energía de quien pregunta y su estado, te hace ver lo que ya eres, de forma consciente e inconsciente.

Es muy probable que aprendas que a través de sus mensajes las respuestas siempre han estado en tu interior, aunque es posible que no hayas querido escucharlas.

Gracias a las cartas del tarot, se desvelan para ti.